DIETA COVID-19

¿Es la dieta responsable de las diferencias de mortalidad por COVID-19?

La col y los lácteos fermentados podrían reducir la tasa de mortalidad por coronavirus

Un estudio publicado en 2020 trata de responder a la pregunta de si es la dieta en parte responsable de las diferencias en las tasas de mortalidad por COVID-19 entre y dentro de los países.

Las muertes por COVID-19 reportadas en Alemania son relativamente bajas en comparación con muchos países europeos. Entre las diversas explicaciones propuestas, se presentó una prueba temprana y amplia de la población. 

La mayoría de los debates actuales sobre COVID-19 se centran en las diferencias entre países, pero se ha prestado poca atención a las diferencias regionales y la dieta. 

Los países europeos de baja tasa de mortalidad (por ejemplo, Austria, Estados bálticos, República Checa, Finlandia, Noruega, Polonia, Eslovaquia) han utilizado diferentes tiempos y métodos de cuarentena y / o confinamiento y ninguno ha realizado tantas pruebas iniciales como Alemania. 

¿Dieta para COVID-19?

Entre otros factores que pueden ser significativos están los hábitos alimentarios. Parece que algunos alimentos que se utilizan principalmente en estos países pueden reducir la actividad de la enzima convertidora de angiotensina o son antioxidantes. Entre las muchas áreas posibles de investigación.

Después del primer brote en China, el COVID-19 la infección se convirtió en una pandemia internacional.

Curiosamente, existe una gran variabilidad entre los países europeos tanto en incidencia como en mortalidad, y la mayoría de los debates actuales sobre COVID-19 se centran en las diferencias entre países. 

Las muertes en Alemania son sorprendentemente bajas en comparación con muchos países europeos. Entre las diversas explicaciones propuestas, se ha prestado poca atención a la dieta.

¿Está la dieta involucrada en la tasa de mortalidad por Coronavirus?

La mayoría de las enfermedades presentan grandes variaciones geográficas que con frecuencia permanecen sin explicación a pesar de la abundante investigación.

El COVID-19 no será una excepción. Aunque es probable que los factores más relevantes sean variaciones estacionales, inmunidad, inmunidad cruzada, intensidad, momento de las medidas, tipo, inicio, duración y medidas de protección, no deben pasarse por alto otros factores como el medio ambiente o la nutrición y esto nos plantea cuestiones como ¿Hay una relación directa entre dieta y coronavirus? y si existe ¿Hay una dieta para el coronavirus?

La obesidad, un factor de riesgo de mortalidad en el COVID-19, sugiere la importancia de la nutrición.

Aunque existen grandes diferencias entre los países en cuanto a las tasas de mortalidad, la gravedad del COVID-19 en función de la edad es similar entre los países asiáticos, europeos y americanos.

La tasa de mortalidad aumenta en la población de mayor edad. A nivel mundial, existen factores de riesgo de muerte como la obesidad y la diabetes tipo 2.

Muchos alimentos tienen una actividad antioxidante. El resveratrol, presente en muchos alimentos como las uvas, los arándanos, vino, chocolate o frutos secos, es un inhibidor de la infección por el MERS-Coronavirus (Síndrome respiratorio de Oriente Medio).

Enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE-2)

La enzima convertidora de angiotensina (ACE2) tiene múltiples funciones fisiológicas y también es el principal punto de entrada del coronavirus en las células.

Y se ha demostrado que los patrones dietéticos tienen un fuerte efecto sobre los niveles de la Enzima convertidora de angiotensina. Una dieta rica en grasas saturadas aumenta la ACE.

Muchos alimentos tienen una actividad inhibidora de la ACE. En muchos alimentos se han encontrado actividades antioxidantes e inhibición de la ACE.

Además, los niveles de ACE en sangre son muy y rápidamente sensibles a la ingesta de alimentos.

¿Chucrut y kéfir podrían bajar la tasa de mortalidad por COVID-19?

lácteos fermentados kéfir yogur

Alemania, Austria, Croacia, República Checa, Polonia, Eslovaquia, los Estados bálticos y los cantones suizos de habla alemana presentan tasas de mortalidad por COVID-19 más bajas que Francia, Italia, España y los cantones suizos de habla francesa e italiana.

Entre muchos factores, la dieta difiere considerablemente entre estos países de baja o alta mortalidad.

Por lo tanto, la alimentación puede desempeñar un papel en la defensa inmunitaria contra COVID-19 y puede explicar algunas de las diferencias observadas en COVID-19 en Europa.

Será necesario probar las diferencias dietéticas entre los países con tasas bajas y altas.

Los alimentos con una potente actividad antioxidante o anti-ECA, como el repollo o col cruda o fermentada (chucrut), se consumen en gran medida en los países europeos de baja tasa de mortalidad, Corea y Taiwán (kimchi), y podrían considerarse en la baja prevalencia de muertes.

Aunque es difícil comparar los sistemas de salud y la notificación de muertes en los países europeos, Bulgaria, Grecia y Rumanía tienen tasas de mortalidad muy bajas.

Esto también podría estar asociado con la dieta, ya que el repollo fermentado en Rumania (Varta murata o chucrut rumano) y la leche fermentada en Bulgaria y Grecia (kéfir y yogur) son alimentos comunes. 

Este último alimento, la leche fermentada, es un inhibidor natural de la ECA conocido. 

Turquía, otro país con una tasa de mortalidad aparentemente baja, también consume una gran cantidad de repollo y productos lácteos fermentados.

Comprender las diferencias dentro y entre países en COVID-19 será de suma importancia para comprender los factores de riesgo y protección de COVID-19, y eventualmente ayudará a controlar las epidemias.

Son muchos los factores que pueden influir en la extensión y gravedad de COVID-19, como la inmunidad entrenada de la población, la educación temprana y rápida, la organización y adaptación rápidas de los hospitales y el público, la preparación para pandemias y la higiene pública. La dieta representa solo una de las posibles causas de la epidemia de COVID-19 y su importancia debe evaluarse mejor.

Tal vez te interese leer La Dieta Antiinflamatoria

Referencias

Traducido y adaptado de

Bousquet, J., Anto, JM, Iaccarino, G. et al. ¿Es la dieta en parte responsable de las diferencias en las tasas de mortalidad por COVID-19 entre y dentro de los países? Clin Transl Allergy 10, 16 (2020). https://doi.org/10.1186/s13601-020-00323-0

El contenido publicado en Nutriterapia Evolutiva es el resultado de la investigación de personas u organizaciones independientes. Nutriterapia Evolutiva no es responsable de la exactitud científica o confiabilidad de los datos o conclusiones publicados en este documento y los estudios que lo refrendan.  Esta información no es una cura para la COVID-19 ni un tratamiento para el CORONAVIRUS, y todo el contenido publicado en Nutriterapia Evolutiva está destinado únicamente a fines educativos, de investigación y de referencia. Además, los artículos publicados dentro de Nutriterapia Evolutiva no deben considerarse un sustituto adecuado del consejo de un profesional de la salud calificado. No ignore ni evite el consejo médico profesional debido al contenido publicado dentro de Nutriterapia Evolutiva.

Algunas imágenes de este trabajo han sido tomadas de las webs Freepik.es y Pixaball.com, nuestro agradecimiento.

Deja un comentario

No copie sin autorización

Compártelo

Si te ha sido últil o te ha gustado este post ¡compártelo! esto nos ayuda a seguir creando contenido de calidad.