¿Es posible ser más inteligente en un mes?

Un estudio ha demostrado la relación entre dieta paleolítica y ejercicio en el aumento de la función cognitiva. [1]

Dieta Paleo + ejercicio: la combinación perfecta

Dieta paleo y ejercicio parecen ser la combinación perfecta para aumentar la plasticidad y rendimiento de nuestro cerebro.

El factor neurotrófico (BDNF) es una familia de proteínas que inducen a la supervivencia, crecimiento y correcto funcionamiento de las células nerviosas y tiene un papel protagonista en la plasticidad de nuestro cerebro y la función cognitiva.

Y la función cognitiva, como podréis imaginar,  es la habilidad de aprender y recordar información; organizar, planear y resolver problemas; concentrarse, mantener y distribuir la atención; entender y hacer uso del lenguaje y realizar cálculos, entre otras funciones.

Pues un reciente estudio asegura que el factor neurotrófico (BDNF) y la función cognitiva se verían favorecidos por separado,  tanto por la dieta paleolítica como por el ejercicio.

Cómo ser más inteligente en un mes

Pues según el estudio parece que el secreto está en esa combinación de dieta y ejercicio.

Y es que tanto una paleo dieta baja en carbohidratos, como el ejercicio aumentaron, en los participantes del estudio, el nivel de proteínas BDNF en sangre aumentando con ellas tanto la función cognitiva objetiva como la percibida de los participantes en tan sólo un mes.

El estudio también se observó una fuerte correlación entre los niveles de BDNF y la adiposidad, la sensibilidad a la insulina y la regulación de la glucosa.

Las mejoras en la regulación de la glucosa, la sensibilidad a la insulina, la inflamación y la composición corporal han sido altamente confiables siguiendo otras estrategias de dieta restringida, incluidos los estudios de restricción dietética  y restricción de carbohidratos.

Este estudio actual es consistente con los efectos de los estudios de estrategia de restricción dietética (restricción calórica o ayuno intermitente) que han resultado en aumentos en la expresión de BDNF, reducciones en los niveles de glucosa e insulina y normalización del peso en ensayos con humanos y no humanos. [2]

Los hallazgos también son consistentes con las dietas bajas en carbohidratos que comparten el objetivo común de restringir la ingesta total de carbohidratos reemplazando esta fuente de energía  por grasa (dietas cetogénicas o dietas keto). [3]

Dietas bajas en carbohidratos

Y es que las dietas bajas en carbohidratos se han asociado con mejoras en el colesterol, la inflamación y los factores de riesgo del síndrome metabólico (obesidad, hipertensión, desequilibrios en el colesterol, resistencia a la insulina o diabetes) [4], así como la plasticidad neuronal y la función cognitiva a través de las acciones de expresión del factor neurotrófico [2].

Por el contrario, la alternativa que se consume comúnmente en la mayoría de las sociedades occidentales industrializadas, y en las propuestas veganas mal planificadas, consiste en un consumo excesivo de carbohidratos y grasas.

La dieta alta en hidratos de carbono y grasas (HCF) ha sido bien establecida como un medio para aumentar el riesgo de desarrollar obesidad central,  resistencia a la insulina y el control deficiente de la glucosa y factores de riesgo asociados que se ha encontrado que tienen efectos nocivos sobre el volumen del hipocampo, el aprendizaje y la memoria. [5]

La resistencia a la insulina y otros factores de riesgo se asocian negativamente con el BDNF, el mediador crítico de la vitalidad y función neuronal que regula la neurogénesis (creación de nuevas neuronas) en el hipocampo y el rendimiento cognitivo [6].

Las dietas altas en carbohidratos reducen la plasticidad neuronal que permite al cerebro seguir siendo flexible para permitir una mejor adaptación a las condiciones del entorno y las capacidades funcionales mediante la reducción de los niveles de BDNF en el hipocampo [7].

La dieta paleo y el ejercicio HIIT

A diferencia de las dietas altas en carbohidratos y grasas, el estudio muestra que una dieta evolutiva como la Dieta Paleo baja en carbohidratos  es capaz de aumentar los niveles de BDNF y esos niveles se correlacionaron con cambios favorables en la grasa corporal, la sensibilidad a la insulina y la regulación de la glucosa.

El estudio explorará también la combinación de la Dieta Paleolítica con ejercicio HIIT (entrenamiento a intervalos de alta intensidad) y descubrirá que juntos, la dieta paleo y el ejercicio pueden aumentar los niveles de BDNF y el rendimiento cognitivo de manera significativa en comparación con una Paleo Dieta sedentaria sin ejercicio.

La dieta y el ejercicio son dos poderosos factores que influyen en el metabolismo energético y la plasticidad y capacidad cognitiva de nuestro cerebro mejorandolas [8].

El ejercicio, una potente herramienta

El ejercicio por sí solo es un estímulo potente y capaz de revertir los efectos dañinos de la dieta alta en carbohidratos y grasas sobre el cerebro [9].

Además, se ha demostrado que las series más cortas de ejercicio en intervalos de alta intensidad elevan los niveles de BDNF por encima de los que siguen al ejercicio continuo intenso en sujetos sanos [10].

El aumento de las contracciones del músculo esquelético durante el ejercicio HIIT puede ayudar a explicar la elevación del BDNF dependiente de la intensidad observada en este estudio.

Se cree que los niveles de BDNF aumentan en respuesta a las contracciones del músculo esquelético que estimulan la secreción de varios productos génicos musculares, incluido FNDC5, un regulador positivo del nivel de BDNF en el cerebro [11].

Conclusión

En conclusión, la dieta paleolítica baja en carbohidratos y el ejercicio tienen beneficios superpuestos sobre la cognición que aumentan con la combinación de dos factores de estilo de vida diferentes en aquellos individuos en riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas, cardiovasculares y cognitivas.

Tal vez te interese leer:

Referencias: artículos y estudios científicos

  1. Gyorkos, A., Baker, M. H., Miutz, L. N., Lown, D. A., Jones, M. A., & Houghton-Rahrig, L. D. (2019). Carbohydrate-restricted Diet and Exercise Increase Brain-derived Neurotrophic Factor and Cognitive Function: A Randomized Crossover Trial. Cureus11(9), e5604. https://doi.org/10.7759/cureus.5604
  2. Evaluation of the effect of caloric restriction on serum BDNF in overweight and obese subjects: preliminary evidences. Araya AV, Orellana X, Espinoza J. Endocrine. 2008;33:300–304. [PubMed] [Google Scholar]
  3.  The neuroprotective properties of calorie restriction, the ketogenic diet, and ketone bodies. Maalouf M, Rho JM, Mattson MP. Brain Res Rev. 2009;59:293–315. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]
  4. Carbohydrate restriction has a more favorable impact on the metabolic syndrome than a low fat diet. Volek JS, Phinney SD, Forsythe CE, et al. Lipids. 2009;44:297–309. [PubMed] [Google Scholar]
  5. Hippocampal memory processes are modulated by insulin and high-fat-induced insulin resistance. McNay EC, Ong CT, McCrimmon RJ, Cresswell J, Bogan JS, Sherwin RS. Neurobiol Learn Mem. 2010;93:546–553. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]
  6. Regulation of brain-derived neurotrophic factor mRNA levels in hippocampus by neuronal activity. Castrén E, Berninger B, Leingärtner A, Lindholm D. Prog Brain Res. 1998;117:57–64. [PubMed] [Google Scholar]
  7. A high-fat, refined sugar diet reduces hippocampal brain-derived neurotrophic factor, neuronal plasticity, and learning. Molteni R, Barnard R, Ying Z, Roberts C, Gómez-Pinilla F. Neuroscience. 2002;112:803–814. [PubMed] [Google Scholar]
  8. Coupling energy metabolism with a mechanism to support brain-derived neurotrophic factor-mediated synaptic plasticity. Vaynman S, Ying Z, Wu A, Gomez-Pinilla F. Neuroscience. 2006;139:1221–1234. [PubMed] [Google Scholar]
  9. Exercise reverses the harmful effects of consumption of a high-fat diet on synaptic and behavioral plasticity associated to the action of brain-derived neurotrophic factor. Molteni R, Wu A, Vaynman S, Ying Z, Barnard RJ, Gómez-Pinilla F. Neuroscience. 2004;123:429–440. [PubMed] [Google Scholar]
  10. High-intensity interval training evokes larger serum BDNF levels compared with intense continuous exercise. Saucedo Marquez CM, Vanaudenaerde B, Troosters T, Wenderoth N. J Appl Physiol. 2015;119:1363–1373. [PubMed] [Google Scholar]
  11. Exercise Induces Hippocampal BDNF through a PGC-1α/FNDC5 Pathway. Wrann CD, White JP, Salogiannnis J, et al. Cell Metab. 2013;18:649–659. [PMC free article] [PubMed] [Google Scholar]

La información que se ofrece en este blog es material informativo y no pretende servir de diagnóstico, prescripción o tratamiento de cualquier tipo de dolencia. Esta información no sustituye la consulta con un médico, dietista, nutricionista  o cualquier otro profesional competente del campo de la salud. El contenido de la obra ha de considerar un complemento a cualquier programa o tratamiento prescrito por un profesional competente de la medicina y en ningún caso ha de sustituirlo.

Nutriterapia Evolutiva está exenta de toda responsabilidad sobre daños y perjuicios, pérdidas o riesgos, personales o de cualquier otra índole, que pudieran producirse por el mal uso de la información que aquí se proporciona.

Algunas imágenes de este trabajo han sido tomadas de las webs Freepik.es y Pixaball.com, nuestro agradecimiento.

Deja un comentario

No copie sin autorización

Compártelo

Si te ha sido últil o te ha gustado este post ¡compártelo! esto nos ayuda a seguir creando contenido de calidad.